martes, 26 de abril de 2016

Fritos de acelga con salsa de kiwi



He leído que tomar fritos de vez en cuando es bueno porque estimula la secreción de bilis, y por supuesto he decidido creérmelo. Estas son las clásicas pencas de acelga rebozadas, pero las hemos acicalado con una salsita agridulce que es probarla y querer más.



  • Elige unas pencas de acelga tiernas: lávalas, recórtalas, quítales los hilos si los tienen y cuécelas dos o tres minutos en agua hirviendo. Ponlas en agua fría, escúrrelas y sécalas.


  • Prepara la masa para rebozar: mezcla media taza de harina de arroz, dos cucharadas de maicena, una cucharada de harina de trigo y una cucharadita de bicarbonato o levadura de repostería. Añade agua helada hasta hacer una masa que cubra sin formar una capa gruesa.




  • Pasa las pencas por el batido y fríelas en aceite de girasol a temperatura moderada hasta que se doren suavemente.
  • Retíralas y déjalas escurrir sobre papel absorbente.
  • Si lo deseas, espolvoréalas con sal desde bien arriba, justo antes de servirlas.





  • Para hacer la salsa, bate la pulpa de un kiwi con una cucharada de salsa de soja y una cucharadita de miel de caña (melaza).





  • Sirve las frituras salpicadas con la salsa y acompañadas con una ensalada de hojas de acelga crudas y más salsa aparte.



La salsa es de Martino Scarpa

4 comentarios:

  1. Muchas gracias por opcionees veganas tan deliciosas, yo las subo a mi pagina, Saludos desde Costa Rica.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti, Mary Ann, me hace feliz que te gusten. Saludos a ti y a tu hermosa tierra.

    ResponderEliminar
  3. Quedará delicioso, hay que probar ahora que estamos en epoca de acelgas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias por tu comentario! Sí que estaban buenos, sobre todo con la salsa. Pruébalos y cuéntame!

      Eliminar

Gracias por dejarme un comentario