sábado, 20 de febrero de 2016

Sopa de pasta y judías con limón


Ideal para dietas porque satisface mucho y la puedes tomar sin aceite

Dicen que febrero es un mes loco porque por un lado lo tironea el invierno y por el otro la primavera. Yo estoy como febrero, el frío me hace desear comidas sustanciosas pero sé que pronto saldré sin abrigo y se me notará el acopio invernal. Por suerte he encontrado un buen remedio para la locura febreril: esta sopa llena por varias horas y satisface el paladar como un potaje pero con muchas menos calorías.



Pon en una olla a presión:


  • 1 cebolla grande pelada y troceada
  • 1 rama de apio sin hilos y troceada
  • 2 zanahorias grandes lavadas y troceadas
  • 3 hojas verdes de puerro picadas gruesas
  • 3-4 dientes de ajo
  • 2 tiras anchas de piel de limón sacadas a lo largo con un pelapatatas
  • 100 g de judías negras (porotos, frijoles) cocidas
 
Añade:
  • 3 cucharadas de salsa de tomate comprada (o tomate frito/puré de tomate/passata)
  • 1 cucharadita colmada de pimentón dulce
  • 1/2 cucharadita de comino en polvo
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1 cucharadita de tomillo seco
  • 1,5 litro de agua
Cocina diez minutos después del primer chorro fuerte de vapor.
Retira la olla del fuego, deja que baje la presión y tritúralo todo con una batidora de inmersión.
Prueba y añade sal y pimienta si lo deseas.



Pon la olla de nuevo en el fuego y agrega:
  • 100 g de judías cocidas
  • 50 g de fideos cabellín (cabello de ángel)





Cocina hasta que la pasta esté en su punto y sirve con tomillo fresco y un hilo de aceite si lo deseas.


El encanto está en la piel de limón, ¡no dejes de ponérsela!

4 comentarios:

  1. ¡Qué bien se ve la sopa! El limón le ha de dar un toque diferente y delicioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ben, ¡muchas gracias! El limón ha marcado la diferencia, pero le faltó una olla de barro como la de vuestra fonda :) Un abrazo!

      Eliminar
  2. Hola Nina ayer hice tu sopa y nos gustó mucho a todos ...un éxito!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo/a, qué bonito que el otoño te haya traído por aquí, es que ya apetecen las sopitas! Gracias por contármelo, un abrazo.

      Eliminar

Gracias por dejarme un comentario